(Domingo 12 de febrero de 2017). Este sábado, con la presencia de la remera del Club de Regatas Corrientes Sara Gianeselli, se llevó a cabo la Ceremonia Clausura del Campus 2018, con grandes ilusiones camino hacia los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

Las despedidas suelen ser momentos tristes y difíciles, pero las sonrisas en las caras de los quinientos treinta (530) chicos y chicas que participaron del Campus 2018 derribaron por completo este mito.

La Ceremonia de Clausura se llevó a cabo el sábado por la noche en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD), un protagonista fundamental en esta historia, con todas sus instalaciones reacondicionadas.

La “Casa del Deporte Argentino” albergó a deportistas de las 24 provincias del país, entre ellos la regatense Sara Gianeselli, para vivir 10 días inolvidables de entrenamiento, competencia, evaluaciones médicas, exposiciones y charlas, y talleres.

Tras recibir un diploma de participación y agradecimiento, los 100 voluntarios se llevaron la primera gran ovación de la noche. Sin ellos, el Campus no hubiese sido posible, y así se lo hicieron sentir los chicos.

No hubo un día en el CeNARD sin la visita de grandes figuras del deporte argentino, que se acercaron para acompañar y apoyar a los atletas, transmitiendo conocimientos y experiencias, inspirándolos y motivándolos de cara al futuro.

La jornada de cierre no fue la excepción, con la presencia en el escenario de dos campeonas olímpicas en Río 2016, la judoca Paula Pareto, y la regatista Cecilia Carranza, que junto a Santiago Lange logró la medalla de oro en la clase Nacra 17.

Por último, Santiago Vázquez y su taller de percusión aportaron el ritmo para un cierre a puro baile, selfies, Freestlye Rap, saltos y abrazos. Así se despidieron, mejores deportistas y personas, con renovados objetivos individuales y grupales.

El Campus 2018 fue el primer evento organizado en conjunto por la Secretaría de Deporte de la Nación, el Comité Olímpico Argentino, el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de la Juventud y el ENARD, un verdadero logro en equipo.