(Martes 4 de abril de 2017). El plantel de Regatas Corrientes retornará este miércoles a los entrenamientos para preparar una exigente seguidilla de cuatro encuentros de local, que comenzará este jueves cuando reciba a Quilmes de Mar del Plata; en partido reprogramado de la Liga Nacional de Básquetbol.

Sin pausas, después de una exigente y exitosa gira por Bahía Blanca y Mar del Plata, el plantel de Regatas Corrientes retomará este miércoles los entrenamientos de cara a una nueva presentación en la Liga Nacional de Básquetbol (LNB).

CUATRO PARTIDOS DE LOCAL
El equipo de Gabriel Piccato volverá al trabajo este miércoles, a las 19 horas, para preparar el primero de sus cuatro cotejos de local, que será este jueves ante Quilmes de Mar del Plata, en partido reprogramado de la competencia.

Después Regatas recibirá el sábado 8 de abril a Libertad de Sunchales, para luego hacer lo propio ante Ciclista Olímpico de La Banda, el miércoles 12, y cerrar los cuatro partidos de local, el viernes 14 ante San Martín, en el clásico correntino.

De esta manera el “Fantasma” volverá a su reducto, después de las derrotas de local ante Ferro Carril Oeste en suplementario por 92 a 95 y ante Peñarol por 89 a 91, en busca de recuperar su “fortaleza”.

CONFIANZA ALTA
Para afrontar estos compromisos, Regatas viene con mucha confianza después de una gira exigente pero sumamente productiva de tres encuentros, en donde ganó dos y perdió uno; para seguir siendo el tercer mejor equipo de la Conferencia Norte.

El equipo “Fantasma” viene de superar en la ruta a Bahía Basket por 80 a 82, después de ganarle a Quilmes por 89 a 96, y por último, el pasado lunes, de caer ante Peñarol por 77 a 76.

De esta manera Regatas sumó en sus últimas seis presentaciones a domicilio, cuatro victorias, con triunfos sumamente importantes como los logrados en Junín, la “Bombonerita”, Bahía Blanca y Mar del Plata.

RECUPERANDO
A MARTINA
En otro orden, el pivote Fernando Martina, que no fue parte de la última gira, viene recuperándose de un desgarro del basto externo del muslo derecho producto de un golpe en el encuentro con San Lorenzo.