Los bases regatenses transmitieron su habilidad en dribling a los minis

 

Además

Los jugadores de la Liga revolucionaron el Campus “Fantasma”